Clases de salsa

Si te animas a tomar clases de salsa en Barcelona, estarás haciéndote un gran regalo. Tanto a nivel físico como mental. Su música y su ritmo, hacen que te llenes de alegría y te olvides de cualquier preocupación. ¿Te atreves a probar?

Origen de la salsa

La salsa es un género musical bailable cuyo origen no está del todo claro. Esto es así porque es el resultado de una fusión de muchos estilos e influencias de otros tantos géneros. Podría definirse como una síntesis de música caribeña con ritmos estadounidenses como el jazz. Todo comenzó sobre los años 30, cuando cubanos y puertorriqueños comenzaron a emigrar a ciudades como Nueva York. Con ellos, llevaron su música de origen afrocubano, que fue adoptando variaciones e incluyendo otros instrumentos. Y así, por suerte para nosotros, que la disfrutamos hoy en día, surgió la salsa. Es una música especialmente alegre y pegadiza, que enseguida provocó la necesidad de una expresión corporal mediante el baile. Por eso las clases de salsa, te permiten disfrutar mucho más de este ritmo caribeño.

Beneficios de las clases de salsa

Los beneficios de bailar en general, son muchos, pero la salsa tiene sus propias virtudes.

  • Ampliamos nuestro círculo de amistades, lo que nos permite mejorar nuestras habilidades sociales. Las clases de salsa nos permiten conocer gente nueva con intereses comunes y en un entorno agradable y de diversión.
  • Bailar salsa podría considerarse como una terapia en sí misma. Nos obliga a centrarnos en disfrutar de la música y de esta forma, desconectamos de todo lo demás. Apartarnos momentáneamente de nuestros problemas cotidianos, nos ayuda a reponer fuerzas para afrontarlos mejor.
  • Las clases de salsa te ayudan a mejorar la autoestima. Aprender algo nuevo, supone salir de la zona de confort y ello repercute muy positivamente en nuestra autoconfianza. Además, comprobar nuestros propios progresos, nos proporcionará una gran satisfacción. Ponerse pequeñas metas y superarlas es una gran manera de alimentar el amor propio y valorarnos más y mejor.
  • Ayuda a superar la timidez, ya que nos obligan a socializar. Quizá el primer día nos cueste un poco soltarnos. Pero al compartir clases de salsa con alumnos de nuestro mismo nivel, nos sentiremos menos torpe en esos primeros pasos. El objetivo principal es divertirse.
  • Nos mantiene en forma. La salsa exige que casi todo el cuerpo esté en movimiento, y este ejercicio contribuye, con el tiempo, a mejorar nuestra capacidad física. Aumentará nuestra resistencia y nuestra flexibilidad. Además, bailando, se queman calorías, por lo que es un buen complemento para un estilo de vida saludable.
  • El alegre ritmo de la salsa hace que nuestro cerebro libere muchas endorfinas, lo que se traduce en momentos de felicidad. Las personas que bailan siempre sonríen, ¿te has fijado?
  • Ayuda a prevenir algunas enfermedades como la osteoporosis, la artritis o la senilidad. Contribuye a mantener una buena memoria y un cerebro y un cuerpo ágiles. Las clases de salsa también resultan beneficiosas para el sistema circulatorio.
  • Por último, si tenemos pareja y compartimos pasión salsera, bailar juntos nos unirá mucho más. Pero si no, y suele ser lo más común, podemos asistir solos a clases de salsa y encontrar allí a nuestra pareja de baile. La conexión que se crea entre dos personas que se dejan llevar por un mismo ritmo, es algo que merece la pena experimentar.

En Dancemotion ofrecemos cursos de iniciación de varios estilos de salsa, cubana y L.A. Contacta con nosotros y te informaremos de todo.

Tags: barcelona,, baile latino,, clases de salsa,, ritmo cubano,

Trabaja con nosotros

Envíanos tu currículum

Newsletter