5 efectos positivos de los bailes sociales

5 efectos positivos de los bailes sociales, bailes sociales

Los bailes sociales son mucho más que un conjunto de pasos que se reproducen de manera automática. De hecho, se llaman sociales por algo.

1.- Conocerás más gente con gustos parecidos a los tuyos

Si estás interesado en los bailes sociales y te interesa aprender a bailarlos, lo más probable es que te acerques a una escuela que ofrezca estas clases. Por mucho que te sorprenda, no son solo parejas las que acuden a aprender a bailar salsa, tango o bachata. Cada vez más personas se acercan en solitario. Así que aprender a bailar es un modo de conocer a personas nuevas con las que, además, podrás practicar una de tus actividades favoritas: los bailes sociales.

2.- Disfrutarás más de las noches

A todos nos gusta hacer lo que se nos da bien. A lo mejor te gusta mucho bailar, pero no te sientes seguro y te da miedo hacer el ridículo. Esto se pasa después de la primera clase. Los primeros pasos básicos de un estilo de danza te permiten repetirlos durante canciones y más canciones. Y eso solo con una clase. Después de dos o tres semanas no te sentarás ni un momento cuando salgas con tus amigos porque querrás bailarlo todo.

3.- Todo el mundo quiere bailar con expertos en bailes sociales

No es que de repente te vayas a convertir en el centro del universo. La verdad es que la mayor parte de las personas con las que te encuentras cuando sales se mueven más o menos al ritmo de la música, pero pocas saben bailar. Las que lo hacen realmente bien casi siempre encuentran pareja de baile. Así que no solo conocerás gente en tu clase de bailes sociales, sino también por ahí.

4.- Mejorará tu estado de forma

Mientras bailas haces ejercicio. Si llegas a tu primera clase sin haber hecho nada de deporte puede que te lleves algunas agujetas de regalo. No te preocupes, se pasan con el tiempo. A medida que pasen los días dejarás de tener agujetas y te encontrarás con unas piernas más tonificadas, mayor flexibilidad en todo el cuerpo y más resistencia. Puede que te cueste menos subir las escaleras. Y todo esto, a la larga, supondrá una mejora en tu estado de ánimo y en tus niveles de energía. Aprender a bailar bailes sociales o cualquier otro tipo de danza te hará sonreír más a menudo.

5.- Aprenderás más cosas nuevas

Si hasta ahora no te has acercado a una escuela de danza probablemente sea porque se encuentra fuera de tu zona de confort. Pero cuando empieces a dar tus primeros pasos, cuando conozcas a personas que se sentían igual que tú y que ahora bailan y se divierten, te darás cuenta de que eres capaz de más de lo que creías. Y es muy probable que te lances a por esa otra afición con la que todavía no te has atrevido. Los bailes sociales son una puerta de entrada a una nueva vida.

Trabaja con nosotros

Envíanos tu currículum

Newsletter