Iniciación a los bailes de salón ¿qué necesito?

bailes de salon

Si no te has lanzado a bailar esos bailes sociales que te encantan porque no sabes qué te hace falta para empezar, no te preocupes, aquí te damos una lista exhaustiva de todo lo necesario. Si tienes todo lo que te pedimos en este arttículo estás listo para empezar tu curso de iniciación a los bailes de salón.

1.- Curiosidad

Para acercarte a un curso de iniciación a los bailes de salón necesitas ser una persona curiosa. Libérate de esos prejuicios que seguro que tienes. Es posible que te encuentres con algunas sorpresas. Por ejemplo, no todo en el mundo de los bailes sociales es salsa y tango. Nuevos ritmos como el Lambazouk se abren paso rápidamente. VEn con una mente abierte y tendrás una buena parte del trabajo hecho.

2.- Ganas

Cuando uno empieza a aprender algo, lo que sea, al principio se equivoca. En un curso de iniciación el profesor asume que los alumnos no saben casi nada, así que no te preocupes. Trae ganas de aprender y practica. Equivocarse es la mejor manera de aprender. Si vienes dispuesto a meter la pata, segúramente evolucionarás más rápido ¿por qué? porque la clave del baile es la práctica. Y esto vale tanto para la danza clásica como para los bailes sociales. Quienes menos se equivocan, pero aceptan sus errores. Así que ven y baila mal al principio. Nosotros nos encargaremos de que eso cambie.

3.- Un cuerpo

Así de sencillo: si tienes un cuerpo puedes apuntarte a un curso de iniciación de bailes de salón. No hace falta que sea un cuerpo especial. Basta con que sea capaz de moverse un poco. A medida que bailes tu curpo se convertirá en una herramienta más y más precisa. Te dará mayores satisfacciones y es posible que logres cosas que no sabías que podías hacer. Así que ya sabes, si tienes un cuewrpo, puedes bailar.

4.- Un poquito de constancia

Lo hemos dicho un poquito más arriba: para aprender a bailar bailes sociales hace falta práctica. No te pedimos que practiques cinco horas al día, pero procura no faltar a tus clases. Así verás tu evolución. De todas formas, estamos seguroa de que, en cuanto pruebes nuestro curso de inciación a los bailes de salón querrás venir cuantas más veces mejor. Es lo que tiene el baile, que libera endorfinas, te hace sentir bien y, claro, quieres repetir.

5.- Muchas ganas de pasarlo bien

La música es vida y el baile es, sobre todo diversión. Hemos dicho mucahs veces que bailar tiene muchísimos beneficios. Y es cierto, es bueno para el cuerpo y para la mente. Incluso es positivo para el alma. Pero sobre todo es bueno para el día a día. Pasarlo bien es esencial para dormir mejor cada ncohe y levantarse por la mañana con una sonrisa. Prueba nuestro curso de iniciación a los bailes de salón, no te arrepentirás.

Trabaja con nosotros

Envíanos tu currículum

Newsletter