Los roles en los bailes de salón

Los roles en los bailes de salon

Saber adaptarse a los roles en los bailes de salón es una regla básica para que todo fluya. La mujer ha de saber dejarse llevar y el varón tiene que saber llevar. Si estos requisitos se cumplen, la pareja podrá disfrutar de la comunicación necesaria para el baile. De lo contrario, puede dificultar muchísimo incluso el propio aprendizaje de las coreografías.

¿Son machistas los roles en los bailes de salón por establecer que es el hombre el que manda y lleva el control? No necesariamente. Es cierto que el baile, como representación simbólica de la seducción y el cortejo, refleja ese rol social en el que el hombre toma la iniciativa. Aunque hoy día las cosas han cambiado, así se hacía cuando se originaron los distintos estilos de baile que inspiran a los actuales. Por otra parte, también es una cuestión estética que tiene que ver con la complexión física de hombres y mujeres.

El hombre lleva

Sea como sea, el hombre es el que tiene la responsabilidad de dirigir el baile. Su función es hacer que la mujer disfrute y se luzca en la pista de baile. Por eso tiene que estar pendiente en todo momento, tanto de sus pasos como de los de ella. A veces ocurre que alguno siente deseos de exhibirse, olvidando que un baile bien llevado requiere el lucimiento de ambos.  También es frecuente que el hombre peque de exceso y ponga a la pareja a hacer demasiadas vueltas y figuras complejas en el primer minuto del baile. Por una parte, si bailamos con una nueva pareja, hay que saber antes como baila y qué tipo de habilidades tiene. Por otra parte, un hombre que sabe llevar, dosifica las piruetas y fantasías. Lo mejor es ir poco a poco, comenzando por lo más simple y aumentando el nivel de complejidad.

La mujer, por el hecho de tener que dejarse llevar, no tiene un rol más sencillo.  Ella depende del hombre para destacar en sus habilidades. Si él no es claro y firme en sus señales durante el baile, la mujer no sabrá muy bien hacia donde debe girar. Ambos tienen que aprender el idioma del baile, él a expresarse y ella a interpretar. Para bailar bien en pareja, no puede haber adivinanzas, es imprescindible entenderse a la perfección. A muchas mujeres les cuesta dejarse llevar, a menudo por falta de paciencia cuando perciben que su pareja no sabe dirigir el baile con seguridad y firmeza.

Así pues, una buena compenetración en la pareja pasa por que él sepa llevar y ella se deje. La mujer ha de estar atenta a las indicaciones del hombre que dirige. Él será lo suficientemente intenso como para que ella se entere. Pero a la vez sutil para que sea solo un código entre la pareja. Es algo que requiere sensibilidad y empatía entre ambos. Y eso es precisamente uno de los encantos del baile.

Si siempre has querido aprender a bailar pero nunca te atreviste, ¡este es el momento! Y si tienes ya cierto bagaje y quieres perfeccionar tu técnica, ¡este es el lugar! En DanceEmotion nos adaptamos a todos los niveles. Contáctanos para más detalles.

Tags: bailes de salón , roles en el baile

Trabaja con nosotros

Envíanos tu currículum

Newsletter