3 errores al bailar bailes de salón que no debes cometer

 In Noticias

Hace unos meses os dábamos seis consejos para aprender a bailar. Entre ellos encontramos, como no puede ser de otra forma, aprendernos los pasos, practicar o sentir el ritmo. Sin embargo, podemos cometer algunos fallos que harán que nuestro baile no luzca tan bonito como podría llegar a ser. Os contamos cuáles son los 5 errores al bailar bailes de salón que debemos evitar.

3 errores al bailar bailes de salón que debemos evitar

A la hora de bailar en pareja, sobre todo si es con alguien que no conoces, implica una serie de comportamientos sociales. Debemos saber mandar, o dejarnos llevar. Pero, también, bailar con fluidez y seguridad. Por eso, os mostramos cuáles son los errores más comunes que cometemos al bailar, con el fin de prestarles atención y evitarlos en futuras ocasiones.

1. Bajar la mirada al suelo

Sobre todo, cuando estamos aprendiendo, tendemos a bajar la mirada a los pies. Lo hacemos por varios motivos. Primero, para asegurarnos de que seguimos los pasos correctamente, pero también puede ocurrirnos por timidez. Quizás no nos atrevamos a mirar a una persona que no conocemos a los ojos. Este es el primer error a evitar, puesto que transmite inseguridad y una cierta torpeza. Sea cual sea el motivo, nuestro consejo es que practiques mucho y, si eres una persona tímida, piensa que tu pareja también puede serlo. Dedícale una sonrisa, y disfruta.

2. Mantener los brazos en una postura incorrecta

Tanto si los mantenemos demasiado rígidos como si tenemos poca firmeza. En cualquiera de los dos casos, surgen varios problemas:

  • Si mantenemos demasiada rigidez, podemos provocar que los movimientos no resulten fluidos, sino tirantes. Además, nuestra pareja puede sentir «tirones», lo que hará que no se sienta cómoda.
  • Por el contrario, si los mantenemos demasiado fláccidos no seremos capaces de trasmitir las «órdenes» con claridad. Y, si nuestra misión es dejarnos llevar, podemos no comprender qué paso nos quiere transmitir nuestra pareja.

Lo ideal para corregir este error es mantener los brazos firmes, pero permitiendo el movimiento. Las muñecas deben seguir las mismas pautas, de forma que podamos transmitir las órdenes sin tirones de ningún tipo. Incluso os resultará más fácil realizar giros o figuras.

3. La longitud de los pasos

A veces, al baile le afectan ciertas variables en función de la persona. Por ejemplo, si eres muy alto/a, quizás tus pasos sean demasiado largos para tu pareja. Esto puede provocar, de nuevo, que el baile quede forzado o que no podáis seguir bien el ritmo de la música. O, por el contrario, puede que tengas la manía de dar pasos demasiado cortos, lo que dará la sensación de que estás desacompasado. Para evitar cualquiera de los dos casos, intenta practicar acortándolos o alargándolos, acorde a la comodidad de ambos miembros de la pareja, y escucha el ritmo para hacerlo de forma correcta.

Si quieres aprender a evitar estos y otros errores al bailar bailes de salón, o si te apetece aprender o mejorar tu técnica, nuestra recomendación es que te apuntes a cursos de baile social. ¡Aprenderás divirtiéndote!

Recommended Posts
Comments
  • Avatar
    Nimbus Reviews
    Responder

    El Vals Vienes, danza madre de los actuales bailes de salon, debe su desarrollo a tres musicos austriacos: Johann Strauss padre, Josef Lanner y Johann Strauss hijo. Una forma mas serena del rapido Vals Vienes se desarrolla en America alrededor de 1870. Recibe el nombre de Boston y se caracteriza por su lentitud. Asi se llegara al Vals Ingles que puede verse en las actuales competiciones.

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp
en forma bailando bachataéxito de la zumba