Bailes de salón para niños

 In Contenidos

¿Sabes lo que los bailes de salón pueden hacer por tus peques? Puede estés buscando una actividad extraescolar apropiada para tus hijos o hijas. Algo que beneficie su salud a través del deporte, que les ayude a desarrollar habilidades como la coordinación corporal o el sentido del rimo y que estimule su capacidad artística. Todo esto a la vez que socializan y aprenden a trabajar en grupo y a valorar el compañerismo mientras ejercitan la disciplina y la fuerza de voluntad. ¿Existe algo tan completo? La respuesta es sí, y es el baile deportivo o bailes de salón para niños.

Desarrollo del talento y la habilidad

Con una buena metodología de enseñanza se puede desarrollar el talento y la habilidad de los niños a una edad temprana. El talento es la predisposición natural de una persona para destacar sobre los demás en una habilidad. Esto le llevará a aprender mucho más rápido que otros compañeros. La habilidad es esa actividad que nos encanta, pero que no llevamos en la sangre, así que tenemos que trabajar más a fondo para llegar a dominarla. Ambas requieren trabajo y dedicación, a ser posible en un entorno divertido y agradable.

Está sobradamente demostrado que los niños entre 5 y 14 años son como esponjas que absorben el aprendizaje de forma asombrosa. Por eso es la etapa perfecta para impulsar su talento o motivar sus habilidades musicales y rítmicas. 

En los bailes de salón para niños, se aprenden los mismos estilos de baile en los adultos. Por una parte están los standard (vals, tango, quickstep, slowfox) y los bailes latinos (paso doble, vive, rumba, chachachá, samba). Los alumnos aprenden las figuras básicas y las posturas de los distintos estilos y poco a poco se van introduciendo en el baile deportivo y desarrollando su cultura de baile y danza.

Bailes de salón para niños

En este periodo de crecimiento, bailar es un gran deporte que puede aportar muchos beneficios a los niños. Los bailes standard mejoran la postura de los niños y los bailes latinos contribuyen a una mayor flexibilidad del cuerpo.

Lo recomendable es que la clases de baile para niños tengan una duración de alrededor de una hora. Se ha comprobado que es el tiempo ideal para aprovechar la concentración y la respuesta psicomotriz que se tiene a estas edades. Gracias a una rutina de entrenamientos de baile, los niños aprenden a adquirir hábitos deportivos saludables que, si se mantienen en el tiempo serán muy favorables en su bienestar y en su salud. Los beneficios de los bailes de salón para niños son tantos que contribuyen a que los niños crezcan de una forma más saludable y además desarrollan habilidades sociales y aumenta su autoestima. 

Aunque el principal objetivo es pasarlo bien, algunos niños se sienten muy motivados con la competición y los bailes deportivos pueden ser una vía interesante para ello. Estas competiciones se clasifican por grupos de edad (Youth, Junior y Juvenil). ¿Quién sabe si entre concurso y concurso se está forjando una pareja de campeones?

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp
Ballet clásico para adultosCómo prevenir lesiones en las clases de baile