Cómo hacer un calentamiento efectivo para la danza

 In Contenidos

El calentamiento en danza es muy importante para preparar el cuerpo (y también la mente) para la actividad que se va a llevar a cabo después. Como indica su nombre, sirve para aumentar, de manera gradual, la temperatura del cuerpo. Este aumento de la temperatura mejora la flexibilidad de los músculos y las articulaciones. Calentar antes de bailar ayuda también a minimizar el riesgo de lesiones durante la clase de baile.

Por qué es tan importante el calentamiento para danza


Los ejercicios de calentamiento estimulan la circulación sanguínea en los músculos que se están trabajando. Gracias a esto, los tejidos se oxigenan y se llenan de nutrientes, lo que mejora su capacidad para contraerse y relajarse de manera más efectiva. Esto quiere decir que los músculos pueden funcionar con más fuerza y velocidad durante la sesión de baile. Además, esta práctica también aumenta la velocidad de transmisión de los impulsos nerviosos y, por lo tanto, también mejora la coordinación neuromuscular y la respuesta del cuerpo a los estímulos externos, en este caso, a la música.

Como ves, el calentamiento previo a la danza es una parte fundamental de la rutina de baile, ya que prepara al cuerpo para un buen rendimiento y ayuda a prevenir lesiones. A continuación te dejamos algunos de los ejercicios más eficaces para hacer previamente a una sesión de cualquier tipo de danza.

Estiramiento dinámico de brazo

Consiste en levantar los brazos hacia los lados y cruzarlos frente al pecho de manera alterna. Este movimiento incrementa la circulación sanguínea en los brazos y hombros, y ayuda a calentar y preparar los músculos para movimientos más intensos.

Rotación de cuello y hombros

Gira suavemente la cabeza hacia un lado y hacia otro, realizando movimientos circulares. A continuación haz círculos con los hombros hacia adelante y hacia atrás. Este ejercicio es muy eficaz para aliviar la tensión acumulada en el cuello y los hombros, una zona en la que es muy habitual que los bailarines presenten cierta rigidez.

Elevaciones de piernas

Se trata de levantar una pierna hacia adelante lo más alto posible, manteniendo la rodilla recta y el pie flexionado. Esta postura trabaja la flexibilidad y el rango de movimiento de las piernas. Este ejercicio ayuda a calentar los músculos de las piernas y las caderas.

Flexiones hacia delante

Inhala y extiende los brazos hacia arriba. Exhala lentamente mientras inclinas el torso hacia adelante desde la cintura, estirando la columna vertebral y los músculos de la espalda.

Estiramiento de los isquiotibiales

Este ejercicio se realiza sentado en el suelo con las piernas extendidas frente a ti.  Flexiona el torso hacia adelante desde la cintura y hasta alcanzar los dedos de los pies con las manos. Hay que notar como se estiran los isquiotibiales, los músculos en la parte posterior de las piernas. Mantener la posición durante unos segundos y repetir varias veces.

Rotación de tobillos

Sentado en el suelo con las piernas extendidas frente a ti, gira los tobillos en círculos para mejorar la movilidad y prevenir lesiones en esta zona.  Alterna entre el pie derecho y el izquierdo. Es importante prestar atención a cualquier sensación de incomodidad o restricción en el movimiento y ajustar la intensidad según sea necesario para evitar lesiones.

Como ves, estos ejercicios de calentamiento para danza son muy sencillos y los puedes hacer incluso si solamente vas a bailar en casa. Si te apetece aprender más en serio, pásate por nuestra academia de baile y cumple ese sueño que tienes pendiente. Contáctanos para cualquier duda que tengas, estaremos felices de aconsejarte.

Recommended Posts

Dejar un comentario

bailar en cuerpo mentetécnica de danza