Cómo mejorar el giro en la Salsa

 In Contenidos

El giro en la salsa en una parte muy importante de este estilo de baile, aunque también de otros tipos de baile latino, como por ejemplo la bachata. Sin embargo es un punto que a veces genera cierta inseguridad en los bailarines. Si te preocupa el momento del giro, te explicamos algunas cosas que debes tener en cuenta para perfeccionar tu técnica.

Girar no es dar vueltas

Da igual el tipo de salsa, siempre hay que ser consciente de que dar una vuelta sobre uno mismo, es distinto que hacer un giro. En el primer caso se gira usando los pies, dando pasos. En el giro de salsa, el eje se sitúa sobre un único pie, mientras que el otro se queda al lado. Eso se hace apoyándose sobre la mano de la pareja o sin ningún soporte.

Fijar la mirada

Es frecuente perder el equilibrio durante los giros por la sensación de mareo. El secreto es fijar la vista en un punto mientras se gira. Busca un lugar enfrente de ti y mantén la mirada allí permaneciendo con la cabeza en la misma posición hasta que el propio giro te lo impida. Entonces gira la cabeza rápidamente para volver a fijar la mirada en ese punto que has escogido.

Un buen apoyo

En giro en la salsa es muy rápido a causa de que se hace sobre un solo pie. Pero para que salga bien hay que saber apoyarlo correctamente. Hay que hacerlo sobre el metatarso, es decir, la planta delantera, mientras el talón se queda en el aire. De esta forma el cuerpo queda equilibrado con un centro de gravedad firme.

Eje sobre el sentido del giro

Las personas diestras girarán de forma instintiva hacia el lado derecho. Parece una obviedad pero hay que tenerlo en cuenta. Si giramos hacia la derecha, el eje del giro pasará por el pie de ese lado. Y viceversa.

Nada de saltos

Hay bailarines que tienen tendencia a hacer un salto al comenzar el giro. En la salsa, hay que mantenerse todo el rato con los pies sobre el suelo, con las rodillas flexionadas ligeramente.

Buena postura

El giro en la salsa requiere una buena postura. La correcta es con las rodillas un poco flexionadas y un pie sobre la planta delantera, como hemos explicado antes. El abdomen tiene que estar contraído y la columna recta para mantener el centro de gravedad. La zona baja de la espalda también se contrae y los brazos se levantan a la altura del pecho y un poco flexionados. En pareja, uno de los brazos estará sostenido por la pareja.

Buen impulso

Cada persona se impulsa un poco a su manera, pero hay que tener en cuenta que lo que hay que hacer es dar un pequeño impulso a la vez que se mantiene un pie clavado en el suelo. El resto del giro se consigue con un impulso de los hombros.

Siguiendo estos trucos, aprenderás a perfeccionar tu técnica del giro en la salsa. Pero si quieres mejorar con la supervisión de bailarines profesionales, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp
Qué se juzga en una competición de bailedanza afrocontemporánea