Dos estilos de danza jazz para niños: lírica o moderna

 In Estilos

Entre los distintos estilos de baile más actual por los que pueden optar los niños y adolescentes después de pasar por las distintas etapas de su aprendizaje del baile hay dos que les suelen resultar especialmente atractivos. Sobre todo si, por sus gustos, les atrae más la danza moderna que la clásica. Estamos hablando del jazz para niños y sus variantes: modern y lírico. Ambos estilos presentan diversas diferencias, que hace que no sean aptos para todos los pequeños. Ni por su edad y aptitudes ni por sus gustos.

Pero en ambos casos es aconsejable que los pequeños cumplan una serie de requisitos. Por ejemplo, aunque pueden no tener profundos conocimientos de danza y baile, es aconsejable que antes de acceder a clases de ambos tipos de danza hayan cursado previamente estudios de danza creativa e iniciación a la danza. De esta manera ya tendrán algo más trabajada tanto la postura para el baile como la coordinación de movimientos. Y tendrán más idea de qué tipo de baile les gusta o no. Hecho esto, para elegir, basta con probar y decidir qué les gusta más.

Jazz para niños: moderna para los más pequeños

El estilo moderno de la danza jazz para niños está indicado desde muy temprana edad. Pueden comenzar a aprender las bases del jazz moderno sin contar con conocimientos previos o con algunas nociones recibidas en clases de iniciación a la danza. En cualquier caso, la única diferencia entre ambos casos será una ligera barrera de entrada, que se eliminará por completo en unas cuantas clases.

El jazz moderno para niños lo pueden practicas pequeños a partir de los seis años (kids), y también está indicado desde los nueve años (young). Además, lo pueden practicar perfectamente los adolescentes, puesto que también es un tipo de baile adecuado para chavales desde los 13 a los 18 años.

En cualquier caso, se trata de un estilo de jazz para niños que se basa en distintos estilos de baile, de los que toma sus movimientos. Los niños que se decidan por este estilo trabajarán especialmente la coordinación y la interpretación. Pero también dotarán a sus movimientos de un gran nivel de musicalidad.

Entre los elementos característicos de este estilo está la posición de los pies de los bailarines que los practican: en paralelo. Para practicarlo es muy importante que los niños adquieran un gran nivel de movilidad en el torso. En cuanto a las técnicas de baile que se utilizan en el jazz moderno, proceden de las técnicas de expresión corporal, pero también de diversos estilos de baile. Sobre todo de la danza contemporánea y del ballet clásico. Esto último es uno de los principales motivos por lo que es aconsejable que los pequeños que lo practiquen cuenten con nociones precias de danza.

Jazz lírico: más indicado para adolescentes

Los niños pueden practicar jazz desde muy pequeños, pero no todos sus estilos están indicados para ellos. En efecto, mientras que el moderno está indicado para pequeños de prácticamente cualquier edad, el lírico es recomendable únicamente para los más mayores. Muchos de los que finalmente optan por este estilo ya vienen de la práctica del jazz moderno. Incluso puede que lleguen a él pequeños que hasta la adolescencia hayan practicado el ballet. Bien porque ya no les gusta el clásico o porque quieran practicar un baile con toques más modernos. Pero también pueden practicarlo adolescentes sin muchos conocimientos previos de danza, aunque no suele ser lo habitual.

El jazz lírico tiene influencias, y mezcla la técnica y los movimientos, de varios estilos. Entre ellos el ballet, el jazz clásico y la danza moderna. La fusión entre todos estos estilos, en apariencia tan distintos, da lugar a un estilo de baile muy expresivo y musical. Y por supuesto, de estilo contemporáneo. También en continua evolución, dado que este estilo está caracterizado por los cambios frecuentes que experimentan los pasos y movimientos de las coreografías para adaptarlos a la música moderna.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp
Danza afrocontemporánea: la fusión de dos mundosClases de zumba: el acondicionamiento físico también se logra bailando