Marina Úbeda: Graduada de la Formación en Danza

 In Formación

Marina Úbeda es bailarina graduada en nuestra Formación en Danza. Ha venido a visitarnos a la escuela y hemos estado hablando con ella sobre los años que ha estado bailando en nuestras aulas.

Experiencia previa

Marina nos cuenta que no tenía casi ningún contacto previo con la danza, simplemente había hecho gimnasia rítmica desde los 6 años. Al acabar el bachillerato inició los estudios de diseño pero en seguida se dio cuenta de que aquello, aunque le gustaba, no era lo suyo. Sin embargo, el baile era algo que siempre le había llamado la atención pero no había encontrado el momento de empezar. Hasta que encontró nuestra Formación y decidió cambiar el diseño por la danza. Además, esta decisión fue apoyada en su casa, con lo cual el salto fue un poco más fácil.

Formación multidisciplinar

También nos dice que sentía la necesidad de nutrirse de todo lo relacionado con la danza y el baile. Y eso fue precisamente lo que se encontró al cruzar la puerta de la escuela. Una formación multidisciplinar en las que aprender las bases de la danza clásica, danza contemporánea, modern jazz y diferentes estilos urbanos.

“era como disfrutar todo el rato… esto es lo mío”

Momentos difíciles

Al preguntarle si tuvo momentos difíciles en la formación o altibajos Marina nos contesta que sí rotundamente. Y con toda la razón, el cansancio físico es importante durante los años de formación por todas las horas que dedicas a trabajar con tu cuerpo. Y el cansancio mental también aparece, al final estamos todo el tiempo aprendiendo e intentando mejorar. A todo esto habría que sumarle el trabajo que tenía por las tardes (como la mayoría del alumnado). La Formación es por las mañanas, lo que te permite perfectamente tener un trabajo por las tardes o incluso cursar otros estudios, pero hay que ser consciente que tus jornadas de lunes a viernes serán un poco largas.


En estos momentos difíciles nos cuenta que se le pasó por la cabeza abandonar la formación (aunque nunca muy en serio). Pero que en esos momentos, pensándolo después más fríamente se daba cuenta de que si abandonara, no habría acabado todo el proceso y entonces los años que ya había cursado no tendrían tanta relevancia por no haber llegado hasta el final para poder integrar todos los conocimientos.


Este tesón que muestra Marina es algo fundamental en todas las personas que nos dedicamos a la danza, y no sólo en los años de estudios; si no también durante toda nuestra vida profesional. Los momentos difíciles y de duda siempre aparecerán, pero la danza es un camino en el que lo importante es recorrerlo; unas veces más despacio y otras más rápido, unas veces más fácil y otras con más sudor.

Formación práctica

Cuando le preguntamos que era lo que más le gustaba nos responde sin dudar que salir a bailar fuera. Y es que en la Formación no sólo se trabaja en clase, si no que se pone en práctica todo lo aprendido en diferentes muestras a lo largo del curso, colaboraciones con espacios y entidades y, por supuesto; en la Gala de Fin de Curso.


Marina destaca de estas experiencias que le ayudaban a sentir lo que era realmente bailar y estar encima de un escenario expresando y comunicando.

Resultados de la formación

Haciendo balance ahora mismo, ya con la perspectiva del tiempo; Marina destaca el entrenamiento de memoria y rapidez que le dieron las danzas urbanas, la sorpresa que fue descubrir el afrocontemporáneo o el trabajo profundo desde las sensaciones y calidades en la danza contemporánea.
También destaca que se siente con unas bases muy sólidas en los diferentes estilos de danza y baile lo que le permite salir al mercado laboral con mucha seguridad y con herramientas para poder ir más allá en la práctica de la danza.

Esta es la historia de Marina Úbeda en nuestra Formación en Danza, seguiremos todos sus movimientos y ella sabe que esta será su casa siempre.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Mejorar la técnica de baile