Cómo mejorar la técnica de los giros de bachata

 In Contenidos

En cuanto empezamos a dominar la técnica básica del baile, y damos nuestra primera vuelta, suele picarnos el gusanillo. En nuestra carrera por avanzar, queremos aprender a dar vueltas. La prisa puede conllevarnos ciertos problemas a la hora de realizar los giros de bachata y, por eso, queremos daros algunas claves para mejorar la técnica.

¿Cómo mejoramos nuestra técnica para realizar los giros de bachata?

Estar pendientes del giro de la chica, del chico, por delante, por detrás, los “picos” y no olvidarse de los básicos pueden provocarnos algunos problemas como la desestabilización o falta de coordinación. Veamos algunas estrategias para corregirlos:

Debemos controlar qué ocurre con nuestros pies

Habitualmente, al girar nos olvidamos de lo que estamos haciendo. Sobre todo al comenzar. La tendencia suele ser hacer los giros de bachata con un sólo pie, lo que puede generar un cierto descontrol. Corremos el riesgo de perder el ritmo de la canción y que nos quede una figura que, de cara a ser vista desde fuera, parezca caótica. Para evitar esto, debemos tener presente que, salvo excepciones en las que se requiera una pirueta (que, normalmente, se dan en cursos más avanzados), la estructura del giro debe ser igual que la de un paso básico. Uno-dos-tres-pico. Sólo cambia la posición de nuestros pies. Busca tu propio eje y gira sobre él para garantizar tu estabilidad.

¡Ánclate al suelo!

Es muy común, sobre todo en las personas que se dejan llevar, que los pies se despeguen ligeramente del suelo. En especial si el giro implica que los brazos estén estirados hacia arriba. Esto genera que perdamos nuestro punto de apoyo. Y, por tanto, desestabilidad. Es importante que mantengamos en la mente que, al coger una cierta velocidad, debemos mantenernos anclados al suelo. De esta forma, conseguimos mantener bajo el centro de gravedad y nos quedará una vuelta estable. Para ello, mantén las piernas firmes y tonificadas, así como los tobillos, y flexiónalos ligeramente. Contrae el abdomen y permite que tus movimientos sean firmes, pero fluidos. No queremos que el giro nos quede demasiado rígido.

Y, por último, mantente en el eje

En el primer punto hablábamos de la importancia de que busques tu eje y gires sobre él. Piensa en ti mismo como una peonza que gira: Si se inclina hacia un lado, se desestabilizará. Lo mismo te ocurrirá a ti si no te mantienes sobre tu propio eje. Es decir, intenta permanecer lo más vertical posible con respecto a tu propio centro. No importa si giras sobre ti mismo o te desplazas, siempre tiene que ser sobre tu eje. Si el giro implica un desplazamiento lateral, es muy recomendable que, además, te marques una línea horizontal imaginaria en el suelo. Así no solo te mantendrás estable, sino que girarás en la dirección correcta, sin molestar a otras parejas de baile. Si eres hombre, o la persona que “lleva” a su pareja, ten cuidado con la fuerza que ejerces, para no desequilibrar a tu pareja.

En resumen, lo más importante de los giros de bachata es que aprendas a mantener el control. ¡Piérdeles el miedo y disfruta creando figuras con tu pareja de baile!

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp
Tipos y estilos de salsa