5 beneficios que la danza creativa aporta a los más pequeños

 In Contenidos

La danza creativa, más que un baile, es una forma de expresión corporal. Se utilizan movimientos libres, sin reglas, potenciando los puntos fuertes de cada persona. Y por eso es ideal para los más pequeños de la casa. Esa libertad les aportará multitud de beneficios. Os lo contamos.

5 beneficios que la danza creativa aporta a los más pequeños

Todos los bailes tienen sus ventajas, pero cuando pensamos en que nuestros niños comiencen con alguna disciplina, solemos asociarlo con bailes bien estructurados. Es muy típico que comiencen haciendo ballet, danza clásica o cualquier ritmo lírico. Sin embargo, a veces la ausencia de normas les ayuda a desarrollar ciertas capacidades. Estos son los beneficios que les aportará la danza creativa:

Les permite expresarse con libertad

La estructura de esta danza, sin normas definidas, permite que cada niño se exprese de forma propia. Expresarán sus emociones a través de los distintos movimientos, de forma que descubran el placer de conectar con sus sentimientos y su propio cuerpo.

Les ayudará a superar la timidez

En ocasiones, percibimos que nuestros hijos son tímidos o les cuesta relacionarse. Esta modalidad les ayuda a trabajar en equipo, puesto que se potencia el compañerismo entre los niños. Las aficiones comunes, como el baile libre, refuerzan las amistades entre ellos.

Se potencia la imaginación y la creatividad

Ya que los movimientos surgen de cada niño de forma única, no hay dos bailes iguales. Esto estimulará su imaginación y, además, su concentración, ya que estarán pendientes sólo de los movimientos de su cuerpo. Asimismo, trabajarán la visión espacial, al tener que moverse en un único espacio con otros niños. Por otra parte, aprenderán a conectar con la música, a escuchar los ritmos y a potenciar su memoria musical.

Danza creativa para eliminar el estrés y cuidar de su salud

Aunque pensemos que debido a su corta edad no están sometidos a estrés, la danza creativa les permitirá liberar los nervios del día a día, distraerse y, sobre todo, disfrutar y pasarlo muy bien. Además, al estar rodeados de compañeros, la diversión aumentará. Por otra parte, el baile les permitirá fortalecer los músculos y les mantendrá en forma sin darse cuenta. Es ideal para aquellos niños a los que no les guste el deporte.

Esfuerzo, perseverancia y recompensa

Una capacidad muy importante a desarrollar durante la infancia es la del esfuerzo. El niño, a través de sus clases de danza, descubrirá que, esforzándose y perseverando, mejorará en su baile. Si, además, a final de curso contamos con un espectáculo en el que pueda mostrar su evolución, recibirá su recompensa al esfuerzo del curso. Todo ello repercute en una mejora de su autoconfianza y autoestima. 

Esta disciplina es, en definitiva, una estupenda forma de que los niños expresen sus emociones en un entorno libre de normas. Proporciona un conjunto maravilloso de beneficios para su salud, su desarrollo personal y es una forma de potenciar también sus habilidades sociales. Si tienes un hijo de tres años y quieres que se inicie en el baile de una forma divertida, la danza creativa es una buena opción para ellos.

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp
Casal de baile para veranoclases de baile particulares