¿Por qué deberías bailar todos los días?

 In Contenidos

Hay muchas razones para bailar todos los días. La más evidente es que es divertido y nos hace sentir bien. Pero hay motivos que van mucho más allá de ese placer momentáneo de dejarse llevar por la música. Algunos beneficios son terapéuticos y repercuten a largo plazo en nuestra salud, física y emocional. ¿Quieres saber más?

Por qué bailar todos los días

Efectivamente, bailar con frecuencia, diariamente si es posible, aunque sea solo un rato, puede ser una gran decisión. Aunque se puede bailar en cualquier lugar y sin necesidad de dominar una técnica, para aprovechar al máximo todo lo que el baile nos ofrece, lo mejor es adquirir cierto compromiso. De esta forma, además de trabajar el cuerpo, también desarrollamos habilidades tan valiosas como la disciplina, la voluntad y la socialización con otras personas. Si quieres razones más concretas, a continuación van unas cuantas.

Bailar todos los días es bueno para el corazón

El baile es un ejercicio aeróbico y hacerlo a diario es un gran ejercicio para el corazón y los pulmones. Además, bailar, aprender pasos y coreografías tiene un componente más motivador que una simple tabla de ejercicios. También es muy creativo, nos propone retos y es una actividad social muy divertida. Todo esto hace que resulte más ameno que acudir al gimnasio o hacer running en soledad, y el riesgo de abandonar en menor.

Apto para todas las edades

Bailar es un ejercicio que no tiene edad y se puede adaptar a cualquier condición física. El ser humano lleva el ritmo en la sangre, es algo innato de nuestra especie, así que puede bailar des un niño de apenas unos meses hasta las personas más ancianas. Cualquier momento y etapa de la vida es bueno para mover el cuerpo al son de la música, incluso si se trata de aprender pasos o técnicas nuevas.

Ideal para bajar de peso

Las personas que buscan perder unos kilos y mantenerse en su peso, tienen un gran aliado en el baile. Moverse un poco cada día y seguir una dieta equilibrada puede ser la clave para un cambio radical. Existen estilos de baile que tienen requerimientos calóricos bastante altos. Por ejemplo, una sesión de zumba puede suponer unas 800 calorías, siempre y cuando lo demos todo. Una clase de salsa de 45 minutos puede quemar unas 300 calorías. Bailar a diario es una forma ideal de activar el metabolismo, fortalecer el cuerpo y bajar de peso sin apenas darse cuenta.

Mejor forma física

Bailar con frecuencia mejora la forma física en muy poco tiempo. En una sesión de baile se ejercitan un montón de grupos musculares, y se trabajan otras habilidades físicas como la resistencia, la fuerza y la flexibilidad. El cuerpo entero se fortalece, y esto se nota rápidamente por dentro y por fuera. También se mejora enseguida la postura y ayuda a eliminar ese mal hábito que tenemos de vivir encogidos por culpa de tantas horas de sedentarismo. Si nos fijamos en las personas que bailan, suelen tener un porte elegante, erguido, armonioso y muy atractivo.

Menos estrés y ansiedad

Bailar todos los días es también un gran antídoto para la psique. Es una gran forma de canalizar todas las emociones negativas que vamos acumulando a diario, desde la frustración, hasta las preocupaciones por los problemas cotidianos. Puede que bailar no resuelva nuestras dificultades, pero sí puede contribuir a que nuestra mente esté más clara y relajada para encontrar mejores soluciones.

Desde Dance Emotion te animamos a bailar todos los días con el soporte de los mejores profesores. Elige tu estilo y prueba una clase para ver cómo es la dinámica. Estamos seguros de que te encantará. Contáctanos para saber más.

Recommended Posts
Showing 1 comments
  • Elena
    Responder

    Muy buen artículo! Aunque hay que añadirle que uno de los principales motivos de bailar todos los días es «LA FELICIDAD». Sin lugar a dudas, uno es más feliz cuando baila 🙂

Dejar un comentario

Aprender una coreografíarendimiento escolar