Ballet para niños y niñas | Una disciplina básica para el baile

 In Sin categoría

El ballet para niños y niñas puede sentar las bases para cualquier otra disciplina de baile. Muchas madres se han dado cuenta de ello y, de hecho, se ha convertido en una de las actividades extraescolares preferidas y más populares.

Por qué el ballet para niños y niñas es una buena opción

Cualquier disciplina de baile aporta múltiples beneficios, pero el ballet puede sentar unas bases consistentes en los niños y niñas que quieren aprender algún otro tipo de danza. Y no solo eso, sino que algunos de sus beneficios les ayudarán en su desarrollo y su vida personal. ¿Quieres conocerlos?

Mejora la flexibilidad

Realizar los movimientos de ballet con asiduidad mejorará notablemente la elasticidad de los pequeños. Esto, a su vez, contribuye a un buen desarrollo muscular y óseo. Así crecen más sanos, fuertes y seguros.

Corrige posturas

Las malas posturas corporales son comunes en los niños, y corregirlas no parece sencillo. Mientras bailan ballet pueden hacerlo sin darse cuenta. Este no es un problema que debemos obviar, pues las malas posturas pueden acarrear problemas de espalda, de caderas o rodillas, entre otros. Así que actuar sobre ellas cuanto antes es una buena inversión.

Liberar adrenalina

Gracias al movimiento del ballet para niños, las glándulas suprarrenales liberan adrenalina, lo cual es muy beneficioso para la mente. Los niños se sentirán más relajados y descansarán mejor. Es un buen remedio para vencer la agresividad.

Potencia la creatividad y mejora la concentración

No hay duda de que el baile es una forma de expresión artística que pone en marcha nuestros sentidos. Los niños intentarán nuevas posiciones y movimientos, lo cual acrecentará su creatividad.

Por otro lado, mejora la concentración porque, como sabemos, el ballet ayuda a calmar y relajar la mente y el cuerpo. Gracias a esto, los pequeños tendrán mucha más serenidad y confianza, virtudes que dan lugar a la concentración.

Les enseña a trabajar en equipo

El ballet se suele practicar en grupo, lo cual va a generar un sentimiento de pertenencia que dará lugar a cualidades como la empatía, la generosidad y la responsabilidad.

Les enseña inteligencia emocional

No vamos a negar que esta disciplina de danza no es fácil, pero con constancia puede conseguirse. En el trayecto, los niños harán cosas bien y cosas mal. Es posible que muchas veces el profesor les corrija y les guíe por dónde deben ir. Todo esto no es agradable para nadie, por lo que los niños van a tener que controlar sus emociones y aprender a dejarse enseñar. 

También van a conocer sus limitaciones y se van a enfrentar cara a cara con el orgullo, la frustración y las ganas de mejorar.

¿Has notado que todas estas cosas que el ballet para niños puede proporcionar a tus hijos les servirán en otras disciplinas de baile y también en la vida? No prives a tus pequeños de ello. Pásate por nuestro centro y pregunta por los horarios y niveles disponibles para que tus niños comiencen desde hoy a conocer los secretos del ballet. 

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp