Cuando la danza inspira otras artes.

 In Noticias

En todas las representaciones artísticas, ya sea fotografía, escultura, pintura, cine e incluso moda; artistas y creadores buscan diferentes historias que contar o puntos desde los que partir. Y muchas veces, es la danza la que inspira a las otras artes.

Históricamente, la danza ha sido fuente de inspiración para otros artistas. Degas pintó bailarinas de ballet en muchísimas ocasiones y Rodin también se inspiró de los cuerpos en movimiento para algunas de sus esculturas. Debido a la plasticidad visual que se proyecta, ya sea tanto en el mundo del ballet, la danza contemporánea o el flamenco por poner algunos ejemplos; las artes coreográficas siempre son muy sugerentes para ser plasmadas en fotografía, video y pintura. Si bien en un artículo anterior os recomendábamos cuentas de Instagram de compañías y artistas coreográficos que utilizaban magistralmente las herramientas digitales para mostrar sus creaciones, hoy vamos a ir en sentido contrario. Vamos a presentaros una serie de artistas que se inspiran directamente de la danza.

Rob Woodcox.

Este joven fotógrafo vive entre México y Estados Unidos. Su Instagram es una auténtica delicia plástica para los sentidos. En la mayoría de las fotografías, los modelos son bailarines y la danza ejerce de eje central a nivel compositivo. Ya sea recreando escenas o poses dancísticas, o aprovechando la elegancia de los cuerpos entrenados en la danza. Su trabajo no es puramente estético, Rob Woodcox mantiene un discurso narrativo a través de su obra sobre las identidades queer, la igualdad racial, la ecología y la diversidad de cuerpos. Su medio de expresión es la fotografía, por lo que la danza aparece siempre congelada. No obstante, en su Instagram podemos ver pequeños videos que nos muestran parte del making of de las sesiones.

Pierre -Elie de Pibrac.

También un joven fotógrafo, de origen francés y descendiente de fotógrafos. En su corta carrera ha ganado ya numerosos premios nacionales e internacionales. Nos gustaría destacar varias series fotográficas que realizó con la Gran Casa de la Danza, La Ópera de París.

En Analogía, muestra la belleza arquitectónica de la Ópera a la vez que plasma interesantes composiciones corporales con bailarines y bailarinas. Gracias a un objetivo transformado, en la serie Catharsis, el fotógrafo nos muestra la energía que desprenden los intérpretes en las representaciones. Y por último, en Confidences, intenta plasmar la intimidad del día a día en los ensayos y la vida en la compañía.

Danza y moda.

Los mundos de la danza y de la moda siempre están coqueteando entre sí. Colaboraciones de estrellas del diseño en la realización de vestuarios, compañías de danza que participan en desfiles, etc. Vamos a presentaros el desfile de la prestigiosa casa Christian Dior para la primavera-verano de 2019.

Maria Grazia Chiuri, la encargada de diseñar la colección; se inspira en la danza como elemento liberador, especialmente para la mujer. El tul, color nude y el negro, la red, el maillot  o los vestidos largos y sobrios a lo Pina Bausch abundan en una colección en la que todas las prendas permiten la libertad de movimiento e invitan precisamente a bailar. Además, el desfile cuenta con la presencia de bailarines coreografiados por la israelí Sharon Eyal y su pudo apreciar el lema de Pina Bausch: “Baila, baila, si no estamos perdidos”.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto WhatsApp