¿Cómo es la vida de un bailarín profesional?

 In Bailarines

¿Te has preguntado alguna vez cómo es la vida de un bailarín profesional? ¿Te estás planteado dedicarte a la danza y tienes dudas sobre qué puedes esperar de ello? La realidad es que la profesión de bailarín puede abarcar casi tantas ramas como estilos en los que especializarse. También tiene diferentes salidas profesionales. Si hay algo en común en todos los casos es la dedicación y la entrega, dos aspectos fundamentales para convertir el baile en tu forma de vida.

Dónde trabaja un bailarín profesional

Un bailarín profesional, a diferencia de uno aficionado, no baila simplemente para divertirse. Su principal objetivo es ser capaz de utilizar el movimiento para interpretar música, narrar historias y expresar emociones delante de un público exigente.  Este profesional de la danza comunica sentimientos, ideas, humor y drama, ya sea en solitario o en grupo, en presentaciones en vivo o grabaciones para televisión, cine o videos musicales. Los bailarines pueden desplegar sus habilidades y su talento en muchos ámbitos y lugares diferentes, desde teatros y clubes nocturnos hasta hoteles, cruceros e incluso platós de televisión o de cine.

Para muchos de estos profesionales, el viaje comienza con clases de baile desde una edad temprana. Durante este aprendizaje adquieren diferentes técnicas de danza, tras lo cual podrán elegir una especialización, al igual que ocurre con cualquier carrera. Después llegarán años de dedicación y práctica, para perfeccionar su arte y poder llevar a cabo interpretaciones que toquen el corazón. Evidentemente, hay estilos que son mucho más exigentes, como es el caso del ballet clásico.

Un aprendizaje multidisciplinar

La capacidad de los bailarines profesionales para contar historias o expresar sentimientos a través del movimiento pasa por saber interpretar la música y la coreografía.  Por ello, algunos realizan investigaciones previas para comprender mejor el personaje que están representando y poder añadir profundidad a sus actuaciones. Además, muchos bailarines se entrenan para desarrollar otras habilidades que les permitan ser mejores en su profesión. Por ejemplo, pueden estudiar actuación e interpretación, canto y otras expresiones artísticas que les pueden ayudar a perfeccionar su arte.

Los bailarines profesionales tienen que dedicar mucho tiempo a mantenerse en forma, ya que la condición física es esencial en su trabajo. Así pues, es común que se ejerciten realizando algún deporte, de manera complementaria a sus sesiones de entrenamiento, que pueden ser 4 o 5 horas cada día. Ya sea trabajando o no, los bailarines pasan numerosas horas practicando y aprendiendo nuevos pasos. En ocasiones, ensayan para dos espectáculos simultáneamente: el que están presentando y el próximo, mientras realizan sus funciones por la tarde o por la noche.

Durante las  giras, suelen residir en alojamientos temporales, lo que les obliga a pasar semanas lejos de casa. Ser grácil y físicamente fuerte es esencial, pero también deben cultivar una mentalidad resiliente y resistente, ya que los bailarines han de enfrentar desafíos y demandas intensas a lo largo de sus carreras. Desarrollar una mente a prueba de bombas es importante para sobrellevar las demandas emocionales y mantenerse en la cima de su rendimiento artístico. Aun así, la felicidad de dedicarte a algo que te apasiona hace que todo esfuerzo merezca la pena.

Si quieres formarte como bailarín profesional, has llegado al lugar adecuado. En Dance Emotion te preparamos para pasar audiciones y pruebas importantes, o si quieres podemos enfocarnos en el perfeccionamiento de técnicas específicas para que puedas alcanzar el máximo nivel.

Recommended Posts

Dejar un comentario